lunes, 5 de enero de 2009

Reestructura Financiera. (Capítulo 11).

Por: Jorge Gutiérrez Reynaga.

Reestructura Financiera.

La Reestructura Financiera es necesaria para no cerrar la empresa, elaborando un plan de acción, bajo los lineamientos del Capítulo 11. en los Estados Unidos de Norteamericana.

En el caso de que la empresa no tenga recursos financieros, para realizar pagos a sus acreedores o que no quiera dar cumplimiento a sus obligaciones por emisión de deuda, por ejemplo, podrá tomar el Capítulo 11, que permite reorganizar a su negocio, buscando de ser posible nuevamente rentable, fusionarse con otra empresa y por último la liquidación, pero apoyado por sus acreedores, que votan por el plan de reestructura o reorganización.

Dificultades.

Las empresas presentan dificultades financieras cuándo no cumple con un contrato y puede implicar una reestructura financiera  entre empresas, acreedores e inversionistas, resultado de la falta de flujo de efectivo.

Insolvencia es cuando en una empresa tiene un capital contable  neto negativo y el valor de sus activos es menor a el valor de sus deudas.

Se define la insolvencia, como la incapacidad de pago de cuentas propias.

¿Cómo funciona el Capítulo 11?

El Administrador Fiduciario de los Estados Unidos, la autoridad en casos de bancarrota del Ministerio de Justicia, designará uno o más comités para que representen los intereses de los acreedores y accionistas y trabajen con la empresa para desarrollar un plan de reorganización y así salir de la deuda. Este plan debe ser aceptado por los acreedores, tenedores de bonos, y accionistas, y aprobado por el tribunal. Sin embargo, aunque los acreedores y los accionistas voten por rechazar el plan, el tribunal puede hacer caso omiso a la votación y aprobar el plan unilateralmente si considera que éste trata a los acreedores y accionistas de manera justa. Una vez que se aprueba el plan, se debe presentar otro informe más detallado a la Securities and Exchange Commissions (SEC).

¿Quién desarrolla el plan de reorganización de la empresa?

Los comités de acreedores y accionistas negocian un plan con la empresa para que la última se exonere de pagar parte de su deuda para poder recuperarse.

  • Un comité que debe formarse recibe el nombre de "comité oficial de acreedores no garantizados". Representa a todos los acreedores no garantizados, incluyendo a los tenedores de bonos. Es probable encontrar como parte del comité a un "fiduciario por instrumento formal mediante el cual se constituyen los fideicomisos" que es con frecuencia un banco que la empresa contrató cuando ésta emitió por primera vez un bono.
  • A veces es posible que se nombre a un comité oficial adicional en representación de los accionistas.
  • Es posible que la Administración Fiduciaria de los Estados Unidos nombre a otro comité para que represente a una clase distinta de acreedores, tales como acreedores asegurados, empleados o tenedores de bonos subordinados.

Después que los comités trabajan con la empresa para desarrollar un plan, el tribunal debe ver que éste cumple legalmente con el Código de Bancarrota antes de que sea implementado. A este proceso se le conoce como aprobación del plan, el mismo que demora algunos meses o años.

Pasos del desarrollo del plan:

  • La empresa deudora desarrolla un plan con los comités.
  • La empresa prepara un informe de divulgación y un plan de reorganización y lo presenta al tribunal.
  • La SEC revisa el informe de divulgación para asegurarse que esté completo.
  • Los acreedores (y a veces los accionistas) votan a favor o en contra del plan.
  • El tribunal aprueba el plan, y
  • La empresa ejecuta el plan al distribuir los valores o pagos que se requieren para el plan.

¿Cómo me entero de lo que está sucediendo?

A veces es posible que se entere primero de una bancarrota por las noticias. Si usted tiene acciones o bonos con un nombre no oficial mediante un agente de bolsa, su agente debería enviarle información sobre la empresa. De lo contrario, si tiene una acción o bolsa bajo su propio nombre, debería recibir información de la empresa directamente.

Tal vez le pidan que vote en favor o en contra del plan de reorganización, aunque es posible que no recupere el valor total de su inversión. En efecto, algunas veces los accionistas no recuperan absolutamente nada y no tienen la opción de votar en contra o a favor del plan.

Antes de votar, la empresa debería entregarle lo siguiente:

  • Una copia del plan de reorganización o un resumen;
  • Un informe de divulgación aprobado por el tribunal, el cual incluye información para que forme su propio juicio sobre el plan con conocimiento de causa;
  • Una baleta para votar a favor o en contra del plan; y
  • Un aviso de la fecha, de ser aplicable, de la audiencia sobre la aprobación del plan por parte del tribunal, incluyendo la fecha límite para presentar las objeciones.

Aunque los accionistas no votan, deberán recibir un resumen del informe de divulgación, y una notificación sobre cómo objetar el plan.

Es posible que los accionistas también reciban otras notificaciones que no guardan relación con el plan de reorganización, como una notificación de la audiencia sobre la venta propuesta de los activos del deudor, o de una audiencia si la empresa se acoge al Capítulo 7, pero este es otro tema, que será tratado en otro tiempo.

Bancarrotas en los Estados Unidos.

Lehman Brothers Holdings
Worldcom
Enron
Conseco
Texaco
Executive Life Insurance
Mutual Benefiy Life
First Capital Holdings
Baldwin United
Contiental Airlines
Pan Am World Airlines

En el caso de Bear Stearns, la primer victima de Wall Street provocada por la crisis en las hipotecas de alto riesgo, (gran cantidad de créditos hipotecarios sin pagar)    se     acogio   al     Capitulo 15 " Comercio y Tratados" del Código de Bancarrota de los Estados Unidos y fue adquirida por JPMorgan Chase por 1,100 millones de dólares, con apoyo del gobierno.

Con el tema TRANSPARENTA.COM, otro día.