martes, 23 de julio de 2013

Denunciantes o Whistleblowers para combatir la Corrupción.


Este documento es parte de un protocolo de investigación presentado por su servidor, ante las autoridades del Doctorado en Estudios Fiscales del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara, en octubre de 2012, de los cuales me permito poner a consideración del Ustedes.

Corrupción.

Para que exista corrupción en el servicio público es necesario que exista la contraparte corruptora, ya sea el ciudadano o el empresario dispuesto a mantener esta relación.  (Arrellano, Medina, & Rodríguez, 2012) y efectivamente considero que, si no participan cuando menos dos personas no son actos de corrupción.

Hablar de corrupción en un país como México podrá ser una labor frustrante en muchos sentidos. Cualquier ciudadano mexicano desde hace siglos con seguridad ha sufrido ( y participado en, hay que decirlo) actos de corrupción en carne propia en forma de sobornos o tráfico de influencias, por decir algo.  (Arellano, 2012)

La cultura de la Corrupción es un tema “dual” que involucra a dos personas; un personaje de la vida privada y otro de la vida pública, es decir se requiere un ciclo que comprende la intromisión del factor denominado “funcionario”, que a través de redes clientelares, mueve estructuras públicas para prestar o favorecer con servicios al factor denominado “ciudadano”, activado por un mecanismo, que en mucho de los casos puede ser económico. 

Transparency International, una organización de la sociedad civil,  y presentó el informe denominado “Barómetro global de la corrupción (BGC) 2010”  Su objetivo era, medir las experiencias y opiniones del público en general acerca de los niveles de corrupción en sus países y los esfuerzos que realizan los respectivos gobierno para combatir la corrupción.  (International, 2012)

La implementación de políticas públicas  que incluyan prácticas éticas y globales como la Transparencia, la Rendición de Cuentas y el Derecho a la Información, desarrollarán una generación de ciudadanos y servidores públicos donde la práctica de la corrupción sea diluida, para integrarnos al desarrollo de la “cuarta generación de los derechos humanos”  donde la participación ciudadana sea parte de la Contraloría Social a los entes públicos, una manera ciudadana de fiscalización.

Whistleblowers.

La figura del denunciante ha permito que la sociedad y las autoridades conozcan que en algún momento del día, se esta desarrollando actos de corrupción. 

Los órganos de control interno, contralorías, procuradurías, auditoría superior, contaduría mayor de hacienda, oficina del auditor general,  es decir órganos superiores de fiscalización sólo se dan cuenta del "hecho" hasta que se presente una denuncia por parte del ciudadano. Definitivamente las instituciones están rebasadas.

En México en abril de 2012, la prensa nacional e internacional dio a conocer un hecho insólito: la empresa minorista más grande del mundo "soborno" a funcionarios mexicanos, con el objeto de cumplir con el crecimiento de la compañía de origen norteamericano.

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Walmart de México habría destinado al menos 24 millones de dólares para sobornar a funcionarios del país a fin de crecer su dominio en mercado, de acuerdo con información publicada este sábado por The New York Times.

" Con los pagos, la mayoría en efectivo, presuntamente se destraban trámites, se obtenían permisos de construcción o se reducían las tarifas de impacto ambiental por la construcción de inmuebles. 
El diario señaló que la compañía inició una investigación interna luego de que Sergio Cicero Zapata, ex abogado de bienes raíces de Walmart, informara en septiembre de 2005 sobre la campaña de cohechos para obtener permisos.
La cadena de presunta corrupción incluía a alcaldes y concejales, planificadores, burócratas de bajo nivel y a todo aquel que pudiera significar un obstáculo en la expansión de la empresa, indica el diario en un extenso artículo. El texto no especifica nombres de funcionarios, entidades o localidades"  (Más información en: CNN Expansión)

El tema de la nota antes señalada es que un ex-abogado de bienes raíces de Walmart denunció actos de corrupción, dónde involucran a las dos partes, es decir las acciones de dualidad entre personajes privados y servidores públicos. Quizá este sea el nuevo "whistleblower" del 2013 en nuestro país. 


La Convención Interamericana contra la Corrupción, con sede en Washington,  ha promovido que los países incorporen en su legislación la figura del "qui tam" que da vida, a los sopladores o whistleblower que, finalmente son ciudadanos que inician una demanda legal por actos que corrompen a las empresas e instituciones tanto privadas como públicas.

En México no existe tal figura, tendremos que hacer algo al respecto.

@jorgegtzreynaga

Con el tema TRANSPARENTA.ME otro día.