martes, 17 de abril de 2018

Partidos Políticos y Prevención de Lavado de Dinero un mecanismo para el combate a la corrupción en proceso de consolidación.

Partidos Políticos y Prevención de Lavado de Dinero un mecanismo para el combate a la corrupción en proceso de consolidación.
Political Parties and Money Laundering Prevention a mechanism to combat corruption, a consolidation process.
 Documento completo en:

Documento para su presentación en el VIII Congreso Internacional en Gobierno, Administración y Políticas Públicas GIGAPP 2017
(Madrid, España)
 Septiembre 26 de 2017.

Autor: Gutiérrez Reynaga, Jorge
Servicios Especializados y Privacidad Integral, SC.

Co-Autor: González Ratz, Irma Teresa
Universidad de Guadalajara

Resumen:
En México los Partidos Políticos no pueden recibir aportaciones de personas no identificadas. La Ley General de Partidos Políticos establece que el financiamiento no público, puede ser por militantes, simpatizantes, autofinanciamiento y por rendimientos financieros.  Deben rendir cuentas al órgano de fiscalización electoral sobre los ingresos obtenidos y sus gastos. Por otra parte, son sujetos obligados para transparentar su padrón de afiliados de acuerdo a la Ley General de Transparencia, pero no sobre sus finanzas, que son registradas las mismas por transacciones en instituciones financieras las cuales de acuerdo a la ley conocida como de prevención de lavado de dinero les aplica. Ahí es donde se centra nuestro trabajo: se debe identificar a los benefactores privados de los partidos políticos en México.
Palabras clave: Partidos Políticos, lavado de dinero, fuentes de financiamiento

Abstract:
Political parties in Mexico cannot receive contributions from unidentified persons. The general law of political parties, states that non-public financing must be by militants, sympathizers, self-financing activities and financial returns. The political parties must prepare accounts and turn them over to the electoral control unit, on income and expenses. Are not obligated political parties to transparent their list of affiliates according to the general transparency law, but not on their finances as the law obliges them to financial institutions. The purpose of this paper is to identify the private benefactors of the political parties in Mexico.
Keywords: Political Parties, money laundry, funding source

Introducción.
Los Partidos Políticos no pueden recibir recursos monetarios de personas no identificadas y mucho menos en dinero en efectivo, situación que se presenta en la actualidad. La primera parte de este documento, trata sobre los militantes y simpatizantes, sobre los archivos y la publicación del padrón de afiliados, pero señalando que no es obligatorio hacer una lista de simpatizantes porque la norma jurídica no lo establece. Una segunda parte trata sobre el financiamiento público de los partidos políticos entre 2017 y la proyección al año 2018 donde se hace notar el incremento del 65 por ciento sobre lo presupuestado en el año inmediato anterior, cantidad que ha causado escándalo, porque una gran parte de la sociedad civil señala como abusivo. Habrá que esperar la respuesta de los legisladores si permiten el dispendio financiero, y bajo ese análisis señalamos que en la pasada elección estatal para elegir a Gobernador, los partidos políticos, asociaciones políticas y los candidatos sin partido es decir independientes, tendrán apoyo para hacer campaña política en las elecciones constitucionales de 2018. En la tercer y última parte, los autores describimos el tema de la prevención de lavado de dinero (PLD) señalando en un cuadro a final del documento, sobre las actividades vulnerables que señala la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita misma que no contempla en ningún caso, las aportaciones en efectivo de los simpatizantes, sin dejar de lado los apoyos económicos de los militantes de los Partidos Políticos. Al final trataremos de dejar en la mesa, la necesidad de seguir adentrándonos en un tema que huele a corrupción y son los apoyos privados a los partidos políticos mismos que deberán en un futuro formar parte de la prevención de lavado de dinero.

Partidos Políticos.
Los partidos políticos son instituciones de interés público, conformadas por ciudadanos que afines a su manera de pensar y creencias se agrupan con el objeto de participar en procesos democráticos, difundir su filosofía política y luchar por el bien común, bienestar social o como se establezca en sus estatutos, declaración de principios, programas de acción y planes políticos. Los ciudadanos de manera libre  se convierten en miembros afiliados y por otra parte de simpatizantes de un partido y nos gusta la descripción sobre los (Duverger, 2014) y estos están obligados a cumplir con diversos puntos para ser reconocidos por el partido, como es el pago de cuotas en términos monetarios.
La base para la creación y reconocimiento de un partido político es el número de afiliados para el registro legal y obtención del reconocimiento como tal, ante la autoridad electoral y para la permanencia del mismo, y en un estudio denominado Índice de Apertura Legal para el Registro de Partidos Políticos Locales en México lo describe como   <el número de  afiliados mínimo (NAM) para acceder al registro y el umbral legal (UL) para su conservación> (Padilla González, 2013) independientemente del porcentaje de votación mínimo requerido para conservar el registro como partido político, y por otra parte, conocer el número de afiliados refleja el nivel de recursos económicos que podrán recibirse por parte de ellos para la operación política-administrativa del instituto político, pero con carácter obligatorio.


Si bien es cierto, que para reconocerse como militante en un partido, el firmar un papel que acredite la adhesión le otorga certeza jurídica para el interesado y adquiere obligaciones que  dan garantía sobre derechos a su favor,  estar al corriente de sus cuotas; también es cierto que, para no desaparecer su registro como partido político debe comprobar el número de agremiados mínimo para conservar el registro, independientemente del porcentaje de votación requerido por la norma electoral,  llevar un archivo por cada afiliado y conservar los archivos con documentos comprobatorios para ser una persona identificable; así mismo se debe llevar a cabo el adecuado registro contable de los ingresos por cuotas, informando a la unidad de fiscalización del órgano electoral nacional o sub-nacional  como corresponda sobre los ingresos por cuotas de los afiliados y por otra parte de las aportaciones que hacen los simpatizantes por separado pero, en un solo documento que señale el origen y aplicación de recursos, para su adecuada fiscalización por parte de la Unidad facultada.

Dicho expediente mencionado anteriormente debe contener los nombres, y apellidos,  edad, genero, régimen legal de sociedad, fecha de nacimiento, lugar de nacimiento, documento de identidad, domicilio, teléfono de su hogar y su trabajo, así como copias simples de los comprobantes oficiales como son: credencial de votar con fotografía, comprobante de domicilio, principalmente, entre otros datos, mismos que se consideran como reservados por confidenciales, de acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos  en su artículo 16[1] sobre la protección de datos personales por parte del estado y deberá el partido político hacer un listado de militantes, con nombres, fecha de afiliación y entidad de residencia conforme a lo dispuesto en la  Ley General de Partidos Políticos[2], siendo un logro en materia de derecho de acceso a la información porque ahora los partidos políticos deben publicar en la página web de su instituto político el listado de militantes[3] con el objeto que el ciudadano pueda hacer el escrutinio público y conozca quien o quienes forman parte del partido político y sobre todo es un tema de permanencia.
En el caso de los simpatizantes la Ley General de Partidos Políticos no hace mención sobre alguna obligación de transparentar a los mismos, por lo que aún se conservan en la secrecía y más si éstos otorgan apoyos económicos y en especie a los candidatos del instituto político, propiciado como lo señala el Ministro Cossío en el periódico Español, El País, cuándo accountability
.>  (Cómo explicarnos esta corrupción?, 2017) y coincidimos porque la revisión de la información financiera se hace a posteriori después de haber recibido los ingresos y ejecutar los gastos, y quizá el tema es de fiscalización fallida y por lo tanto   señala Cossío.  
La norma jurídica establece que por ningún motivo se debe recibir aportaciones en especie y dinero, y donativos de una persona no identificable[4] y concluimos que, no deben aceptar recursos en efectivo que quizá sean de procedencia ilícita o que no se hayan reportado al fisco. El candidato y/o partido político que acepte recibir dinero en efectivo está infringiendo la ley en su artículo 55.1 y sería acreedor a una sanción, inclusive si no registra las aportaciones en los formatos antes de la fiscalización,  resultará al final del proceso una inconsistencia en la información financiera del partido político.
La accountability entendida como la revisión apriori que debe llevar a cabo el órgano interno de control del instituto político debe evitar que se reciba dinero en efectivo bajo normas contables y de auditoría establecidas en su interior; y de manera posteriori por la Unidad de Fiscalización del árbitro electoral; en todo momento se debe conocer el rastreo de una cuenta por transferencia de una aportación tanto de los miembros afiliados,  y por separado de los simpatizantes para dar el cumplimiento normativo, después del momento contable de registro del ingreso[5].

La Unidad de Fiscalización, publica en la página oficial del Instituto Nacional Electoral[6] la información presentada por los diferentes partidos políticos y entre los formatos se describe el financiamiento privado por parte de los simpatizantes, con el monto de aportación de éstos que generalmente es en efectivo.
La norma no obliga a los partidos políticos a presentar un listado de simpatizantes, mismos que se deben identificar con datos personales para su verificación de que si existen, solo en caso de que hagan donativos y/o aportaciones, evitando con eso infringir la Ley de Partidos Políticos al recibir dinero de personas no identificadas.
Alterar la información implica una violación a la norma jurídica y por lo tanto aplicaría sanciones conforme a la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas y el Código Penal en su caso, mismos temas que no son tratados en este documento por ser una línea de investigación por separado.

Elección de Gobernador en el Estado de México.


El documento completo puedes accesar a él, en http://bit.ly/2HtU4Nr



[1] Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.
Toda persona tiene derecho a la protección de sus datos personales, al acceso, rectificación y cancelación de los mismos, así como a manifestar su oposición, en los términos que fije la ley, la cual establecerá los supuestos de excepción a los principios que rijan el tratamiento de datos, por razones de seguridad nacional, disposiciones de orden público, seguridad y salud públicas o para proteger los derechos de terceros.

[2] Artículo 30. 1. Se considera información pública de los partidos políticos: d) El padrón de sus militantes, conteniendo exclusivamente el apellido paterno, materno, nombre o nombres, fecha de afiliación y entidad de residencia;
[3] Artículo 76. Además de lo señalado en el artículo 70 de la presente Ley, los partidos políticos nacionales y locales, las agrupaciones políticas nacionales y las personas morales constituidas en asociación civil creadas por los ciudadanos que pretendan postular su candidatura independiente, según corresponda, deberán poner a disposición del público y actualizar la siguiente información I. El padrón de afiliados o militantes de los partidos políticos, que contendrá, exclusivamente: apellidos, nombre o nombres, fecha de afiliación y entidad de residencia;

[4] Ley General de Partidos Políticos. Artículo 55. 1. Los partidos políticos no podrán recibir aportaciones de personas no identificadas.

[5]  Ley General de Partidos Políticos.  Artículo 56.
1. El financiamiento que no provenga del erario público tendrá las siguientes modalidades:

a)        Las aportaciones o cuotas individuales y obligatorias, ordinarias y extraordinarias, en dinero o en especie, que realicen los militantes de los partidos políticos;

b)       Las aportaciones voluntarias y personales, en dinero o en especie, que los precandidatos y candidatos aporten exclusivamente para sus precampañas y campañas, y

c)        Las aportaciones voluntarias y personales que realicen los simpatizantes durante los procesos electorales federales y locales, y estará conformado por las aportaciones o donativos, en dinero o en especie, hechas a los partidos políticos en forma libre y voluntaria por las personas físicas mexicanas con residencia en el país.

2. El financiamiento privado se ajustará a los siguientes límites anuales:

a)        Para el caso de las aportaciones de militantes, el dos por ciento del financiamiento público otorgado a la totalidad de los partidos políticos para el sostenimiento de sus actividades ordinarias y precampañas en el año de que se trate;

d)       Las aportaciones de simpatizantes tendrán como límite individual anual el 0.5 por ciento del tope de gasto para la elección presidencial inmediata anterior.

3. Los partidos políticos deberán expedir recibos foliados en los que se hagan constar el nombre completo y domicilio, clave de elector y, en su caso, Registro Federal de Contribuyentes del aportante. Para el caso de que la aportación se realice con cheque o transferencia bancaria, la cuenta de origen deberá estar a nombre del aportante. Invariablemente las aportaciones o cuotas deberán depositarse en cuentas bancarias a nombre del partido político, de conformidad con lo que establezca el Reglamento.

4. Las aportaciones en especie se harán constar en un contrato celebrado entre el partido político y el aportante, en el cual se precise el valor unitario de los bienes o servicios aportados, el monto total de la aportación y, en caso de ser aplicable, el número de unidades aportadas; de igual forma se deberá anexar factura en la que se precise la forma de pago; conforme a lo previsto en el artículo 29 A, fracción VII, inciso c), del Código Fiscal de la Federación.

5. El partido político deberá entregar una relación mensual de los nombres de los aportantes y, en su caso, las cuentas del origen del recurso que necesariamente deberán estar a nombre de quien realice la aportación.


[6] http://www.ine.mx